Como una actividad  especial y orientada al esparcimiento y socialización los perros K-9 de la Policia Nacional Civil (PNC),  son llevados con frecuencia a la Laguna “El Pino” a disfrutar de un refrescante baño.

Es en ese lugar, los imponentes agentes K-9 de la PNC, se relajan y nadan por varios metros dentro de la laguna en busca de  sus pelotas de tenis, su juguete preferido.

“Actualmente contamos con  labradores, pastores Malinoys, Belgas, Holandeses, Alemanes y Golden Retrivers”, expuso Feremka Godínez, actual  Directora de los Guías que se preparan junto a los canes K- 9, en  la Escuela Centroamericana de Entrenamiento Canino.

La Directora expuso que   cuando los canes no están en sus labores, que tantos logros han dado junto a sus guías,  en contra de las estructuras dedicadas al narcotráfico, en las requisas en cárceles encontrando Ilícitos como celulares, chips, armas, drogas o en otros operativos como detección de bombas, granadas o explosivos se dedican a relajarse y disfrutar del refrescante agua de la Laguna “El Pino”, ubicada en Barberena, Santa Rosa.

Este ambiente es agradable y permite el relajamiento, luego de largas jornadas de trabajo.

William González, guía de la Escuela Centroamericana de Entrenamiento Canino de la Policía Nacional Civil, explicó que además de fortalecer el vínculo entre el guía y su perro y la diversión que brinda a los canes, esto sirve para prepararlos ante posibles  incursiones anfibias derivado de las operaciones en contra de algunas organizaciones del narcotráfico.

“Actualmente el estado de fuerza de perros en la Escuela Canina es de 18”.

  • Nota: Carlos Hernández
  • Fotografía: Doriam Morales
  • Video: Edy Lima / Antonio Reyes / Estuardo Valdéz
COMPARTIR