Asciende a más de Q. 773 millones primera erradicación del 2018 #JuntosAvanzamos

248

Luego de cuatro jornadas de erradicación en caseríos y aldeas de la región del altiplano de San Marcos el monto total de matas de Amapola destruidas por agentes de la Subdirección General de Análisis e Información Antinarcótica (SGAIA), asciende a 30 millones 957 mil 181 matas, lo que equivale en quetzales a 773 millones 929 mil 525 quetzales, equivalente a 104 millones 950 mil 855.97 dólares americanos.

Según los mandos al frente de la primera erradicación del presente año, todas estas matas de cultivos ilícitos fueron erradicados en 864 campos que equivalen a 610 mil 141 metros cuadrados que son 61.014 hectáreas localizadas en áreas de difícil acceso.

Algunas matas poseen cuatro bulbos, seis, doce y hasta 18 en una sola planta. Según las estadísticas refieren que un estimado de 134 millones 887 mil 477 bulbos fueron destruidos y esto significa un fuerte golpe para las estructuras del narcotráfico, que hacen hasta cuatro cortes en cada uno para extraer la savia que después es transformada en drogas como el opio y la heroína.

Para obtener estos importantes resultados el Quinto Viceministerio Antinarcótico coordinó y solicitó el apoyo y trabajo conjunto de agentes erradicadores, Gepesistas, operadores de dron, mecánicos para que todas las unidades estuvieran al cien por ciento de su funcionalidad, todos ellos de la SGAIA.

Además participaron equipos de la División de las Fuerzas Especiales de la Policía, Inspectoría General de la Policia Nacional Civil, Hospital de la PNC, ambulancia militar, agentes del Escuadrón Antiexplosivos, Digici, ORIS, UNESA, Ministerio Público, Fuerzas de Tarea Tecun Uman, Chortí y Xinca, apoyo de la Embajada de los Estados Unidos a través de INL, unidades blindadas de Jeep J-8, servicio de grúa, elementos de la institución castrense concentrados en la Base de Operaciones de Montaña (BOM) con sede en el municipio de San Marcos, quienes dieron cobijo a todo el personal civil y policial durante los días de erradicación.

Para que estos resultados fueran los esperados se necesitó de 900 personas pertenecientes a distintas instituciones del gobierno que demostraron en todo momento un gran profesionalismo, unión y responsabilidad en cada una de sus funciones y un gran compromiso para que este flagelo social del cultivo de Amapola, sea minimizado en las áreas del altiplano marquense.

Nota: Carlos Hernández

Fotografia: Doriam Morales

Video: Edy Lima / Antonio Reyes