Como sucede todos los años arribaron recientemente  los primeros seis vuelos con más de 500 deportados provenientes de Houston Texas, Estados Unidos. Pero personal de algunas asociaciones, los reciben  en las afueras de las instalaciones de la dirección general de Migración instalada en la Fuerza Aérea Guatemalteca  son orientados, y les dan aliento y ánimos, además les ofrecen oportunidades laborales.

“En las afueras del centro de recepción de retornados contamos con el apoyo de asociaciones y ellos se encargan de brindarles algún tipo de asistencia a los compatriotas deportados como llamadas telefónicas, orientación de los buses que deben tomar y las direcciones donde deberán abordarlos”, comentó Alejandra Mena, Vocera de la Dirección General de Migración (DGM).

 

Detalló que en cuanto al tema de empleo  estas asociaciones les ofrecen oportunidades laborales o información  para abocarse para  y poder reinsertarse a la sociedad.

Es por ello, que el trabajo de las personas que conforman estas asociaciones, comenta Mena, es importante porque en más de una oportunidad le ha tocado asistirlos sentimentalmente y motivarlos a seguir adelante, algunos sienten vergüenza,  miedo, y otros al no traer ni un solo centavo reflejan en sus rostros la incertidumbre de lo que tendrán que afrontar al llegar a sus lugares de origen puesto que muchos lo han perdido todo y deben grandes cantidades de dinero invertido en alcanzar su sueño americano.

Añadió que desde hace algunos meses las personas que son deportadas y que arriban vía aérea de varios estados de la Unión Americana, reciben orientación por parte de colaboradores de la Dirección General de Migración, ya que muchos de ellos desconocen el procedimiento de ingreso al país.

Nota: Carlos Hernández
Fotografía: Roberto López