Desarticulada banda criminal “El Chaparro”

1215

Durante 43 allanamientos realizados por la Policía Nacional Civil en coordinación con fiscales del Ministerio Público de manera simultánea en Chimaltenango, Sacatepéquez y Escuintla, se realizaron 11 capturas por los delitos de robo agravado, portación ilegal de arma de fuego, falsificación de placas y distintivos para vehículos, asociación ilícita y encubrimiento, falsificación de documentos, lesiones, homicidio en grado de tentativa y conspiración para el asesinato, presuntos integrantes de la banda criminal “El Chaparro”.

Además se incautaron 3 armas de fuego, un vehículo, una cuatrimoto, celulares, una laptop, y evidencias y se realizaron 6 notificaciones a reos que se encuentran recluidos en el preventivo de la zona 18 y Sacatepéquez.

Los capturados son:

  • Carlos Vidal Palacios Castellanos, de 26 años, en Escuintla.
  • Julia Cristina Puerto Enamorado, de 36 años, en Escuintla
  • Eulogia Zenteno Cali, de 55 años, en Escuintla
  • Jennifer Elizabeth Cortez Barrera de Mijangos, de 29 años
  • Herbert Iván Melgar Flores, en Escuintla.
  • Jony Rodolfo Camey Escobar, de 45 años, en Escuintla
  • Robinson Arnoldo Villatoro Villatoro, de 20 años, en Escuintla
  • Joel Antonio Herrarte González, de 35, en Escuintla
  • Cristián Antonio Bobadilla Lemus de 22 años, en Escuintla
  • Ariel Danilo Pérez Girón, de 26 años, en Chimaltenango
  • Karol Cecilia García Enríquez, de 45, en Chimaltenango

La estructura criminal “El Chapoarro” se dedica entre otras cosas al robo a mano armada de toda clase de vehículos, principalmente camiones, cabezales y furgones, además del robo de mercadería variada y asalto a buses, se encuentra integrada por 29 personas de las cuales 3 se encuentran fallecidas, 6 se encuentran en prisión y 20 se encuentran en libertad y se han documentado 43 inmuebles que serán objeto de la diligencia.

En el mes de septiembre del presente año, con la aplicación de métodos especiales de investigación, se logra desarticular una estructura criminal que se denominó estafadores en OLX, proceso durante el cual se documentó cómo hallazgo inevitable la existencia de una estructura criminal de alta peligrosidad que tiene como centro de operación el departamento de Escuintla

Esta estructura criminal es muy peligrosa para la sociedad, en virtud que han actuado con agresividad poniendo en riesgo de muerte, o lesionando con proyectil de arma de fuego a las personas a las cuales han victimizado para lograr la sumisión y procurándose impunidad por medio del terror, esto según se ha podido documentar a través de la aplicación de técnicas criminalísticas.