Elizabeth primera privada de libertad en dejar Centro de Rehabilitación Fraijanes I

314

Después de pasar un proceso de rehabilitación, Elizabeth se convirtió en la primera privada de libertad en salir del Centro de Rehabilitación y Reinserción para Mujeres, Fraijanes I, que funciona bajo el nuevo modelo de gestión penitenciaria.

Este Nuevo Sistema de Gestión penitenciario se basa en el respeto a los derechos humanos de las privadas de libertad y se enfoca en capacitar a las mujeres para que al momento de abandonar el penal, tengan las herramientas necesarias para reinsertarse en la sociedad.

“Me siento muy feliz y a la vez nerviosa porque me voy a integrar a la sociedad, con un poco de temor pero la cara bien en alto porque sé que los errores que cometí, ya los pague”, comentó Elizabeth.

A pesar de que fueron solo unos meses los que Elizabeth permaneció en el Centro, tuvo la oportunidad de capacitarse en diferentes áreas y contar con asesoría psicológica, para que al momento de recobrar su libertad pueda ganarse la vida de una manera digna.

“En el transcurso del tiempo que estuve acá fui aprendiendo de los cursos que imparten y agradezco a Dios por haberme permitido conocer este lugar”, indicó.

Para Elizabeth la vida en el Centro no fue fácil porque tuvo que acostumbrarse a una rutina, con tiempo específico para aseo personal, limpieza de las instalaciones, formación académica y labores de trabajo, aunque reconoce que esta es una experiencia que cambio su vida y recomienda a otras reclusas a que se integren a este nuevo modelo.

“Estar en este centro les ayudaría a no ser las mismas personas de antes y aprender a ser tolerantes, yo no le veo nada de malo, tiene sus ventajas y desventajas pero para estar libre hay que pasar por diferentes pruebas”, indicó Elizabeth.

La Directora del Centro Heidy Palma, manifestó su satisfacción por ver partir a la primera privada de libertad que pasó por este proceso de rehabilitación.

“Esperamos haber servido de algo a su vida, ahora todo empieza de cero como una página en blanco, borrón y cuenta nueva, siempre vamos a estar pendientes de usted, de monitorear como se va a desenvolver en la calle. Sabemos que la calle esta dura  sin embargo usted se ha preparado para enfrentarse a la sociedad, buscar un trabajo, poder producir y ser un buen ejemplo para su familia”, comentó Palma.

Elizabeth tiene 40 años y cuenta que este proceso de rehabilitación le ha ayudado a que su familia le haya encontrado desde ya un empleo para empezar una nueva vida.

“Gracias a Dios ya voy a salir, me espera mi familia, mis hijos, el reencuentro con mi familia será impactante pero están dichosos de que termino esta etapa”, finalizó Elizabeth.

  • Nota: Wendy Álvarez.
  • Foto: Roberto López.
  • Video: Felipe Castillo / Antonio Reyes / Estuardo Valdéz.

 

COMPARTIR