“Gracias a ustedes no estamos metidos en maras como otros vecinos de nuestra edad lo están ahora mismo”

75

Aunque el uniforme que porta Samuel Osorio es igual al de los agentes que realizan tareas de patrullaje, su función es distinta, ya que el trabajo para mantener la seguridad ciudadana, lo concreta en aulas de las escuelas ubicadas en zonas rojas de la capital, donde enseña a los niños de estos lugares a tocar guitarra y piano, promoviendo así que se alejen de situaciones delictivas o se involucren en pandillas.

Esta labor la lleva a cabo junto a 14 agentes más de la Policía Nacional Civil (PNC), quienes están a cargo de la Escuela de Vacaciones, que la entidad promueve en las colonias: Villa Lobos II, zona 12 de Villa Nueva;  Amparo I, zona 7; Lavarreda, zona 18 y Quintanal, zona 6, donde busca reducir los índices de inseguridad.

 

“Es bueno que ustedes tengan nuevos aprendizajes, esto les ayudará en su crecimiento personal, nosotros queremos que ustedes se superen” es el mensaje que Osorio les da al grupo de niños y niñas que lo rodean, quienes interactúan con él y practican las notas que recién les ha enseñado.

Daniel Pérez, de 11 años, uno de sus alumnos, manifiesta su agradecimiento y comparte la satisfacción que le produce ser parte, por segundo año consecutivo de la Escuela de Vacaciones “siempre quise aprender a tocar un instrumento musical y cuando me enteré que aquí podía alcanzar mi sueño no lo dudé, me gusta la labor que hacen los policías aquí”.

Para Sonia García, en cambio, ésta es una oportunidad para alejarse y no exponerse a grupos antisociales de su colonia “para nosotros es un honor que ustedes sean nuestros maestros, para que podamos tener un futuro mejor, gracias a ustedes no estamos metidos en maras como otros vecinos de nuestra edad lo están ahora mismo”

 

Mientras este grupo de menores cultiva su conocimiento musical, los demás agentes, ubicados en otras aulas enseñan manualidades y dan clases de baile a los demás niños y niñas que se inscribieron.

Ya que según estadísticas proporcionadas por Arnulfo Pacay, uno de los coordinadores de dicho programa, este año cuentan con la inscripción de 600 niños y niñas de las edades de 9 a 14 años, en las cuatro escuelas de las zonas antes mencionadas. Por lo que dividieron las jornadas en matutina y vespertina, para abarcar la enseñanza del total de participantes.

Nota: Génesis Agustín

Fotografía: Roberto López