Guzmán da a conocer políticas del Nuevo Centro de Rehabilitación y Reinserción

295

El Primer Centro de Rehabilitación y Reinserción para  privadas de libertad fue inaugurado en el Complejo Carcelario Fraijanes, como parte del Nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria, el cual cuenta con una capacidad máxima para 150 mujeres.

Este es un nuevo modelo que busca la rehabilitación por medio de capacitaciones en diferentes áreas, para que al momento de cumplir con su condena, las mujeres se puedan reinsertar en la sociedad como mejores personas.

Para conocer más sobre este nuevo modelo el Viceministro de Seguridad, Ricardo Guzmán dio por menores sobre la Política de manejo del centro.

En estas instalaciones se cuenta con un sistema de reclusión diferente, las privadas de libertad tienen establecido un horario de 6:00 de la mañana a 22:00 horas, con tiempo específico para aseo personal, limpieza de las instalaciones, formación académica y labores de trabajo.

Las privadas de libertad podrán optar a los talleres de panadería, repostería, belleza o cultivo de verduras y hortalizas, todos estos oficios técnicos que puedan ser de utilidad a la hora que recuperen su libertad, pero sobre todo que les permita producir para ellas mismas y el resto de los ciudadanos.

Uno de los objetivos del centro es que puedan llegar a ser autosostenible hasta en un 50 % de la producción de las reclusas.

En este lugar podrán estar internas  mujeres de baja peligrosidad, quienes deberán pasar el debido proceso de selección, análisis del perfil, entrevista y  30 días de observación para verificar que se puedan adaptar a este nuevo sistema.

 “Se están completando los procedimientos, haciendo el análisis de las personas que van a ser recluidas en este lugar, debe ser inicialmente voluntario de las privadas de libertad de hacer un ejercicio que cambie sus vidas”, indicó el Viceministro Guzmán.

Es importante resaltar que lo que se produce en el centro  no se maneja en efectivo, sino por medio de  un control de vales, en donde las reclusas pueden gastar una pequeña cantidad, un porcentaje para apoyo a sus familias y una parte destinada al ahorro en una cuenta bancaria para cuando salgan de prisión.

“Aquí lo que les estamos dando es una oportunidad de aprender, trabajar, producir y regresar a la sociedad como mejores ciudadanas”, comentó Guzmán.


En este nuevo modelo no se tendrán privilegios todas las privadas de libertad tendrán el mismo tratamiento, vestimenta y alimentación para evitar que puedan ingresar objetos ilícitos dentro de las encomiendas.

El nuevo centro de rehabilitación y reinserción empezará a funcionar en los próximos días y se iniciará con el traslado de las privadas de libertad por grupos hasta llegar a completar la cantidad máxima de 150.

“Lo que no se permitirá en este centro es: manejo de efectivo, ocio y sobre todo hacinamiento”, aseguró Guzmán.   

Este es el primero de cinco centros que se tiene planificado construir durante el año, se inició con el sector de mujeres por ser en donde mayor problema de hacinamiento existía, pero el programa se extenderá también para los reclusos, solo se buscarán los espacios para continuar con este proceso.

  • Nota: Wendy Álvarez.
  • Fotografía: Doriam Morales y Roberto López.
COMPARTIR