Según las máximas autoridades de la Sub Dirección General de Análisis de Información Antinarcótica (SGAIA) de la Policía Nacional Civil (PNC), en conferencia de prensa reportó que en los primeros 100 días del 2019 se han quemado en el horno incinerador un total de 7 mil 752 kilogramos de Cocaína y 617 kilos de marihuana.

Además se detalló que el incinerador de precursores que se encuentra instalado en la finca Estanzuela y Navajas, ubicada en San José del Golfo, inutilizó e incineró un mil 664 litros de Fenilacetato de Etilo.

Donado por el gobierno de los Estados Unidos y valorado por cinco millones de quetzales fue ensamblado parte por parte en el año 2017 y de inmediato se capacitó a personal policial antinarcótico en el uso correcto de horno incinerador único en Centroamérica y tercero a nivel latinoamericano.

 

Desde su arribo se han realizado pruebas y con la debida autorización y presencia de la comisión incineradora, la que está conformada por el Instituto de la Defensa Pública Penal, Ministerio Público y un juez del Organismo Judicial en las mismas se incineraron 760 toneles de precursores químicos, lo que proporcionó gran experiencia al personal antinarcótico.

Entre las capacidades los expertos informaron que el horno tiene la capacidad de incinerar 750 kilogramos de droga por hora, a temperaturas entre los 1600 a 2000 mil grados Farenheit, y para ello se requiere gastar en mantenimiento y combustible aproximadamente Q 2 mil 500.

 

Nota: Carlos Hernández

Fotos: Fernando Delgado

Video: Edy Lima