Combatir los delitos que atentan contra la vida y la integridad de menores de edad en Guatemala, es un trabajo que requiere de coraje, compromiso y mucha vocación de servicio; aspectos que han caracterizado a la agente Ana Lucrecia Salazar Vásquez, quien ha destacado en esta labor en Chiquimula, llegando incluso a ser reconocida internacionalmente.

Lucky como es conocida en la población y entre los integrantes de las entidades que trabajan a favor de la niñez, cuenta actualmente con 20 años de servicio en la Policía Nacional Civil (PNC), recibió una mención honorífica de World Visión, debido al árduo trabajo que ha realizado en contra del maltrato infantil, siendo nombrada como portavoz de la campaña “Necesitamos a Todo el Mundo para Eliminar la Violencia Contra la Niñez”.

“Ella es una agente dedicada y comprometida con lo que hace, con su trabajo ha demostrado que la mujer es capaz y puede destacar en cualquier ámbito, ha sido de mucho apoyo para quienes nos dedicamos a esta lucha constante en contra de los casos de maltrato y abuso a menores” indicó Patricia Villela, representante de Organizaciones de la Sociedad Civil.

 

Del total de años que lleva Salazar Vásquez en la entidad policial, diez los ha dedicado al combate de este flagelo, capacitando a sus compañeros para el tratamiento adecuado de estos casos, atendiendo denuncias y participando en el rescate de los menores.

“Chiquimula es un lugar propenso a estos delitos debido a su lugar geográfico, por eso hemos dado el apoyo necesario a la labor que realiza la PNC en esta área. El trabajo de Lucky ha sido fundamental en el rescate y la sensibilización de este tema a través de diplomados que ella ha impartido a sus compañeros y compañeras policías” comentó Kevin Gutierres de Save de Children.

El caracter y valentía que ha demostrado   Lucrecia para realizar su trabajo, le ha ayudado en el rescate de no menos de 60 menores y la captura de sus víctimarios, entre ellos la detención del ex consejal de Chiquimula Max Eduardo Orellana de 73 años, cuando salía de un autohotel con una niña de ocho, así como a la madre de la menor.

“No ha sido una tarea fácil, pero me motiva saber que los menores tendrán mejores oportunidades de vida y que sus victimarios ya no podrán lastimar a nadie más. Es una satisfacción grande cuando las niñas y niños rescatados se acercan a ti y te dan las gracias con un abrazo, un beso o con la mirada” detalló la agente.

Estela* madre de una menor víctima, contó que se siente muy agradecida por el apoyo que recibió de la agente Salazar Vásquez, quien inició la búsqueda de la menor hasta localizarla “estas son situaciones frustrantes y tormentosas por las que nadie quisiera pasar, yo me sentí muy agobiada, recuerdo que puse la denuncia y sin dudarlo Lucky me apoyó y cuando apareció mi hija ella le dio un trato oportuno evitando revictimizarla”

La agente Lucrecia Salazar con 38 años de edad, es un ejemplo del trabajo que realizan las mujeres de la PNC, a quienes instó a continuar con esta labor “No importa a que nos dediquemos, si somos madres, amas de casa, policías profesionales, debemos tener claro que las mujeres tenemos un rol, un lugar importante y determinante en la sociedad y debemos cumplirlo con vocación y responsabilidad”

*nombre ficticio por motivos de seguridad y protección a la víctima.

  • Nota: Génesis Agustín
  • Fotografía: Roberto López
  • Video: Equipo de Producción Audiovisual