Ministerio de Gobernación reconoce trabajo del Director de la DEA en el país

271

En acto especial en su despacho, el Ministro de Gobernación Francisco Rivas, entregó la “Orden Cruz de Plata” al Agente Miles Aley de la Administración para el Control de Drogas DEA de la Embajada de Los Estados Unidos, por su invaluable contribución y apoyo al Estado de Guatemala en el combate a las drogas.

Rivas agradeció al director de la DEA por su esfuerzo y su calidad como servidor público y en especial por su compromiso en el combate al narcotráfico en Guatemala. El ministro del interior aseguró que se dará el mismo apoyo al agente que lo sustituirá.

Por su parte el viceministro antinarcóticos Oscar Dávila Mejicanos, también agradeció a Aley por la invaluable contribución y apoyo excepcional concedido al Estado de Guatemala en el combate contra las Drogas.

El Director de la Policía Nacional Civil (PNC) Nery Ramos, leyó el acuerdo de la PNC 7-2017, donde se indica que esta alta distinción podrá ser concedida a elementos de la institución y a personas por su relevante colaboración con la institución policial.

Ramos indicó que el liderazgo de Aley ayudó a la articulación de varias instituciones que ahora puede presumir que es una infraestructura muy importante para el combate al narcotráfico, que es un mal que afecta a todas las sociedades del mundo, puntualizó.

Emocionado por la alta distinción recibida, el director de la DEA que seguirá su trabajo en otro país, indicó que inició su carrera como policía de la calle y cuando aplicó a la DEA lo hizo convencido de hacer un trabajo diferente y de calidad. Hizo referencia que su propósito lo logró en Guatemala, y resaltó que ha sido un gran honor trabajar con un buen equipo y por un país más próspero y lleno de justicia.

En el acto se reconoció la huella que deja Aley, ya que el trabajo en conjunto dio buenos resultados. El año 2016 se logró un decomiso histórico de 12,818 kilos de cocaína y el avalúo total de lo incautado al narcotráfico fue de Q3,297.1 millones.

  • Fotos: Doriam Morales.
COMPARTIR