Cuando alguna madre se arrepiente de dar en adopción, abandonar o vender a un niño y en el peor de los casos les es arrebatado y robado, la Policía Nacional Civil posee peritos especializados en la Unidad del Sistema Automatizado de Identificación de Huellas Dactilares (AFIS), para la recuperación de los infantes.

Al momento de ser dado en adopción a un infante siempre se les toma una muestra de la planta de los pies y de las palmas de sus manos, lo que resulta importante al momento de realizar el cotejo.

Uno de los pasos más importantes es el entintado pues esto permite reconocer los surcos y crestas, lo que facilita la identificación  del infante que la madre desea recuperar.

Las características de los pies de los bebés nunca cambian.

Características nunca cambian

Roxana Alvarado, Coordinadora del Sistema AFIS de la PNC, dijo que las coincidencias de las formas de los dibujos, los bucles, y los dedos  denominados artejos, son la zona rica en donde se puede cotejar a partir de los dibujos y luego por las características individuales de las crestas y surcos.

“Lo que cambia es el tamaño de los pies pero las figuras y las características nunca cambian se mantienen hasta la edad adulta, por lo que la identificación es con alto grado de efectividad”, explicó Alvarado.

Falta divulgación

Es importante señalar que en el país, muchas personas desconocen que la PNC cuenta con la capacidad de cotejar las plantas de los pies de sus hijos, para poder ser identificados y recuperados y es por esta razón que muchas madres pierden las esperanzas y llevan esa pena en sus corazones para toda la vida.

“Considero que es necesario que se informe a todas esas madres que independientemente tomaron de forma voluntaria o involuntariamente la decisión de dar en adopción a sus hijos, que existe una forma económica, eficaz y científica para encontrar, identificar y recuperar a sus hijos”, comentó Alvarado.

La PNC cuenta con la capacidad para cotejar las huellas de los bebés.

Durante su trayectoria la experta de la PNC, recuerda que mediante la Pelmatoscopía, que es la ciencia que estudia la planta de los pies, han logrado identificar plenamente alrededor de 15 niños quienes fueron devueltos a sus madres por diferentes circunstancias.

A los niños que regularmente se les ha realizado este procedimiento, están en las edades de uno a cinco años, con un cien por ciento de efectividad.

  • Nota: Carlos Hernández.
  • Fotos: Doriam Morales.
  • Video: Edy Lima/ Antonio Reyes.
COMPARTIR