Operativos de erradicación alcanza 7 municipios de San Marcos

429

Los operativos de erradicación de amapola y marihuana en el departamento de San Marcos se realizaron por 49 días consecutivos, en una operación histórica donde además de limpiar el área de los municipios de Ixchiguán y Tajumulco se extendió a Tejutla, Concepción Tutuapa, Tacana, San José Ojetenam y Sibinal.

El pasado 19 de mayo la Subdirección General de Análisis de Información Antinarcótica (SGAIA) de la Policía Nacional Civil (PNC) inició con la segunda fase de erradicación del año para dar cumplimiento al Estado de Sitio decretado en Ixchiguán y Tajumulco, con el objetivo de terminar con los cultivos ilícitos que provocaban conflictividad en el lugar.

El Vicemistro Antinarcótico, Oscar Dávila Mejicanos comentó que al momento de erradicar los dos municipios asignados por el estado de sitio se percataron que el cultivo ilicito se habia extendido a otros lugares colindantes por lo que se extendieron las labores de erradicación.

En 49 días de operativos se erradicaron los cultivos de amapola y marihuana en aldeas, caserios y cantones de 7 municipios. En total los equipos de las fuerzas de seguridad ubicaron 6 mil 983 campos con una extensión de  527.109 hectáreas, cortando 260 millones 170 mil matas con un valor de Q6 mil 504 millones 250 mil 281.13,  además de cortar 75 campos de marihuana con una extensión de 3.476 hectáreas valoradas en Q95 millones 508 mil 375.00.

El funcionario indicó que esta erradicación es histórica porque se han salvado vidas por sobredosis al evitar el trasiego de una droga muy perjudicial a Norte América, el principal lugar a donde llega el producto final de la amapola, la heroína.

En total se abarcaron en Tajumulco 23 caserios, 24 aldeas y 3 cantones;  Ixchiguán 15 aldeas, 16 caserios, 11 cantones y 2 sectores; Tejutla 7 aldeas, 3 caserios y 2 cantones; Concepción Tutuapa 2 aldeas y 2 caserios; Tacaná 7 aldeas, 6 cantones y 4 caserios; Sibinal 2 aldeas, 2 cantones, 4 caserios y 2 sectores; 1 aldea en San José Ojetenam y 1 aldea en San Marcos.

Nota: Wendy Álvarez

COMPARTIR