El personal docente y los 282 niños del colegio Castillo de María, recibieron en sus instalaciones a un contingente de agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), encabezados por el Sub Director de la División de Prevención, José Antonio Tzubán, quienes realizaron una serie de actividades de carácter lúdico, en las que los estudiantes interactuaron con los uniformados de distintas especialidades y observaron, como el escuadrón antibombas realizó el delicado y minucioso trabajo de la desactivación y las estrategias para disolución de turbas que bloquean la libre locomoción de productos y personas en carreteras del país.

“Hemos venido a presentarles a los niños comprendidos entre las edades de cuatro a doce años,  las diferentes actividades que realizan los agentes antidisturbios, expertos en explosivos, de la división de antinarcóticos acompañados de sus perros K- 9, elementos policiales del departamento de tránsito, así como agentes de la División de Protección a la Naturaleza”, explicó Tzubán Gómez.

segunda

Indicó además que la actividad fue dividida en tres etapas, la primera dirigida a alumnos de pre kinder a primero primaria, donde se reforzó la temática de principios y valores, la segunda etapa de segundo a cuarto primaria las funciones policiales y la actividad sobre derechos del niño y la niña fue dirigida específicamente para estudiantes de quinto y sexto primaria.

Tzubán Gómez informó que estos talleres serán replicados en escuelas y colegios a nivel nacional en vista que los niños y jóvenes tienen que ser partícipes en el tema de seguridad.

Seguridad y educación vial

Harold Reyes, profesional II, técnico en educación vial del Departamento de Tránsito detalló que los talleres tienen como objetivo dar a conocer a niños y jóvenes la importancia de la educación vial en las actividades sociales de cada persona y con mayor importancia en las edades tempranas, porque estos no han desarrollado sus capacidades sobre percepción de riesgos.

Juan López, de la División de Protección a la Naturaleza detalló que el objetivo es informarles a los estudiantes sobre la tala de árboles, en donde se les explica que para realizar tal actividad se debe solicitar un permiso especial al Instituto Nacional de Bosques (INAB),  y en cuanto a la contaminación del medio ambiente les imparten una charla sobre lo que no deben hacer para que no se incremente dicha problemática.

tercera

Gelber García, también de DIPRONA, añadió que a los estudiantes se les explicó la misión y función de lo que ellos realizan, para hacerles conciencia de la importancia de la protección de los animales y plantas y sobre todo de la protección de especies en peligro de extinción.

Prevenir uso de sustancias ilícitas

Miguel Hernández Hernández, agente de la Unidad Canina de la Sub Dirección General de Análisis de Información Antinarcótica (SGAIA), informó que parte de su trabajo consiste en visitar establecimientos para exhibir las habilidades que tienen los perros K-9 en relación a la detección de drogas, armas, municiones, explosivos y papel moneda.

Por su parte la coordinadora del plantel en la jornada vespertina, Sabrina Cividanis, comentó que la presencia de agentes de la PNC viene a fortalecer el trabajo que se realiza en el colegio puesto que a los alumnos se les enseña panadería, repostería, costura, corte de cabello y música coral.

“Tienen grandes capacidades y el proyecto de darse a conocer en las escuelas es muy importante porque la idea de prevención en los más pequeños impacta más”, comentó Cividanis.

Mario Renato Gualín Reyes, estudiante del sexto grado de primaria, expresó que con la llegada de los agentes conoció sobre sus derechos y lo impactante para él fue cómo los perros detectan explosivos y dinero.

  • Nota: Carlos Hernández.
  • Fotografías: Fernando Delgado.
  • Video: Antonio Reyes.
COMPARTIR