Con el objetivo de generar acciones y establecer un mecanismo de coordinación que permitan dar respuestas adecuadas a las desapariciones de mujeres, y que garantice un plan operativo y acciones de búsqueda inmediata, a fin de evitar que en un lapso corto puedan ser asesinadas, sufrir otro tipo de vejámenes o sean trasladadas fuera del territorio nacional, el viceministro de Prevención de la Violencia y el Delito, Axel Romero García, participó en la mesa interinstitucional en donde se discutió dicha propuesta.

“Estamos acompañando la implementación de la ley para la búsqueda de mujeres desaparecidas, para la cual una comisión de seguimiento se encargó de la creación del reglamento de la ley y en representación del Ministerio de Gobernación estaremos apoyando todo el proceso en la creación de las unidades de búsqueda y los protocolos de actuación interinstitucional de apoyo con las demás instituciones que participan”, expresó Romero García.

3(1)

Añadió, “Debido a nuestra reciente incorporación al cargo nos hemos comprometido con la instancia a revisar la propuesta que se tiene del reglamento, apoyar desde el Mingob, la creación de todo el sistema de implementación para la ley, para lo cual se harán una serie de evaluaciones y viabilidades”.

Romper paradigmas

Agregó además que, “Lo más importante acá es romper los paradigmas de la atención a las víctimas o parientes que denuncian los hechos de desapariciones de mujeres, puesto que tradicionalmente se victimizan a las personas desaparecidas y además porque no se les da el tratamiento adecuado”.

El Viceministro detalló que esto puede darse debido a una situación socio cultural existente en el país, en donde a las mujeres se las roban para matrimonio por lo que se tiene el pensamiento que no se debe agilizar el proceso, hasta pasadas 24 horas, cuando estas son las medulares en cuanto a la búsqueda y seguimiento de la investigación.

Entonces, puntualizó Romero, el rompimiento del paradigma está orientado a una visión de género, a un enfoque de derechos humanos y obviamente a un tratamiento adecuado del caso.

Nota: Carlos Hernández
Fotografías: Roberto López

COMPARTIR