Marleny Bernabé González Díaz,  presidenta del COCODE de la aldea El Aguacate, ubicada en Chiquimulilla, Santa Rosa  y que también está a cargo del albergue que fue instalado en la escuela de la localidad producto de las torrenciales lluvias que afectaron a 125 familias y un aproximado de 325 pobladores, entre ellas varias decenas de infantes, expuso que gracias a la excelente comunicación con la Policía Nacional Civil (PNC) se logró la evacuación en horas de la madrugada del día lunes de los vecinos afectados.

“Se llenaron las casas por la copiosa lluvia,  el día sábado, domingo y lunes a las 12 de la noche empezó a subir el agua y a entrarse a las casas, y pues, por miedo, a que se llenaran las viviendas y pensando en los niños, fue que decidimos albergarnos y desde ese momento los agentes vinieron a apoyarnos”. 

Estamos muy agradecidos con los agentes de Chiquimulilla y lugares aledaños, vinieron, desde la capital, eran de la Academia Policial,  nos vinieron a dejar  agua pura embotellada, para nuestra gente, porque eso es lo más importante que ahorita necesitamos  porque nuestros pozos colapsaron y están contaminados, detalló González Díaz.

Los agentes policiales han estado  colaborando con la entrega de agua y víveres que gentilmente han donado  algunas instituciones y un banco del sistema y sobre todo coordinando la seguridad de toda el área afectada, custodian el albergue desde hace cuatro días y nos han prometido que continuarán brindándonos la protección.

“La PNC ha venido a compartir con los niños, los agentes no nos han dejado y  por primera vez estamos compartiendo con la policía y por ello en nuestros corazones no nos cabe darle gracias a la Policía Nacional Civil y a todas las instituciones”, puntualizó.

 

Por su parte los agentes  de PNC de la Comisaría 32, de Chiquimulilla, presentes en el albergue, detallaron que el trabajo policial está orientado a proteger y servir a los pobladores afectados custodiando sus bienes materiales pero sobre todo salvaguardar la vida.

La labor de la policía desde que se conoció de la emergencia fue de hacerse presente desde horas de la madrugada para iniciar las tareas de evacuación de mujeres y niños, y evitar pérdida de vidas, se resguarda a los pobladores que se encuentran albergados y es atentos a cualquier hecho delictivo.

Los agentes explicaron que la labor policial es  resguardar, hacer presencia y estar informando constantemente a las instituciones de emergencia para reportar cualquier inconveniente que pueda ocurrir, explicaron los agentes que brindan apoyo en el sector.

Por último, los agentes policiales,  informaron que han sido instalados albergues en La Bomba y Los Cerritos,  aproximadamente han apoyado un centenar de compañeros de PNC, de diferentes comisarías incluyendo un contingente de estudiantes  de la Academia y de la Escuela de Formación de PNC así como de distintas unidades.

Nota: Carlos Hernández

Foto: Fernando Delgado

Video: Edy Lima/ Estuardo Valdéz/ Antonio Reyes