La lecciones de música, baile, manualidades y natación que Ángel de 11 años, aprendió en las cinco semanas que duró la Escuela de Vacaciones que impartió la Policía Nacional Civil (PNC), en su colonia Amparo I, son experiencias que motivaron su vida y que espera repetir el próximo año.

“Me gustaron las clases, mi favorita fue la de baile, me divertí mucho y pude hacer más amigos, estoy muy contento de que me tomaran en cuenta, ojalá que el otro año se repita”

Para Ashley de la zona 6, estos cursos, además de adquirir nuevos conocimientos, también le ayudaron a ser menos tímida y más sociable “me llamó la atención que enseñaran manualidades, al principio dude en asistir porque siempre he sido tímida, pero al estar ya en la escuela, los profesores (policías) me animaron bastante, me sentí incluida. La escuela fue de ayuda, fue un lugar donde aprendí a convivir”.

Ángel y Ashley forman parte de los 4 mil 500 menores de 39 escuelas a nivel nacional, que se inscribieron en este programa, que inicio en noviembre con el objetivo de contribuir a la prevención de la violencia, por medio del acercamiento ciudadano en áreas consideradas como vulnerables por la presencia de grupos antisociales.

La clausura se llevó a cabo este miércoles en el Domo Polideportivo, con un acto protocolario al cual asistieron el total de menores inscritos, así como el viceministro administrativo de Gobernación, Carlos Gómez Sánchez, el Director de la Policía Nacional Civil (PNC), Erwin Tzi y autoridades de la Unidad para la Prevención Comunitaria de la Violencia, del Tercer Viceministerio de la Cartera del Interior.

En el lugar los niños y niñas de las diferentes escuelas expusieron los conocimientos adquiridos por medio de la realización de actividades como coreografías de baile, canto y utilización de instrumentos entre ellos guitarra y piano.

Nota: Génesis Agustín

Fotografía: Roberto López

Video: Felipe Castillo/ Estuardo Valdéz/ Antonio Reyes