Derivado del trabajo y los esfuerzos que el Estado lleva a cabo por medio del Ministerio de Gobernación y la Policía Nacional Civil, específicamente en la creación del Departamento de Investigación Criminal de Delitos contra la Vida, la creación de la ley contra la delincuencia organizada, creación de la fiscalía contra el crimen organizado, la ley de escuchas telefónicas, el fortalecimiento en la profesionalización en la investigación criminal, entre otras acciones y que han dado como resultado salvar cientos de vidas a nivel nacional, un estudio realizado por el Centro de Investigaciones Económicas Nacionales -CIEN-, reveló que durante el año 2018 se cerró con la más baja tasa de homicidios de los últimos 10 años, con  un 22.4 por cada 100 mil habitantes.

Según el CIEN, los datos analizados tienen como fuente la Policía Nacional Civil las cuales en comparación del año 2017 se redujo 4 puntos porcentuales.

 

Señala además que los departamentos de Guatemala, Escuintla y Chiquimula, son los que han experimentado los descensos más significativos en la frecuencia de homicidios, reportando durante agosto una reducción en comparación con el año 2017, de 21%, el 20% y el 39%, respectivamente.

Resultado del trabajo arduo y de constante profesionalización 

Por su parte el Director General de la Policía Nacional Civil, Carlos Tohom Escobar, indicó que esta cifra es el resultado de un trabajo arduo y de profesionalización, “Estamos comprometidos con la seguridad de los guatemaltecos”, dijo.

Y, agregó,  que son más de 44 mil efectivos, hombres y mujeres que integran la Policía Nacional Civil los que realizan acciones de seguridad en todo el territorio nacional.

“Trabajamos día a día por un país más seguro, desde los que realizan funciones administrativas, hasta las áreas operativas como investigación criminal, seguridad ciudadana y prevención del delito”, puntualizó Tohom Escobar.

Nota: Carlos Hernández
Foto: Archivo –  Mingob