Joel Mejía Cabrera, de 21 años fue capturado en el interior del Centro Juvenil de Privación de Libertad para Varones, conocida como la cárcel de “Gaviotas”, luego de descubrir en su dormitorio un teléfono celular con su respectivo cargador. Un artículo ilegal para los internos del referido centro.

Mejía Cabrera se encuentra en su etapa final de una condena de 6 años de prisión por el delito de asesinato, desde el año 2014.

Esta detención forma parte de los resultados de una requisa que realizó el personal de la Secretaría de Bienestar Social en “Gaviotas”, el cual fue apoyado por 100 miembros de la Policía Nacional Civil.

Se localizó, además del celular en referencia, varios accesorios para dispositivos móviles, objetos punzocortantes y apuntes dentro de cuadernos con listados de números telefónicos de ciudadanos que se presume, sean víctimas de extorsión.