20 piezas de cocodrilo (15 libras aproximadamente), una especie al borde de la extinción, fue decomisado por agentes de la División de Protección a la Naturaleza, en un operativo preventivo que se desarrolló en la zona 1 de Quetzaltenango, como un mensaje a toda la ciudadanía guatemalteca para que se abstenga de comercializar este producto, ya que en esta época se dispara la venta y consumo de la carne de cocodrilo o como comúnmente llamado en nuestro país “lagarto”.

En estos operativos preventivos, por el momento, no se registraron capturas, no obstante, en los próximos días podrían realizar aprehensiones, ya que también se decomisó 23 piezas de peje-lagarto (10 libras mas o menos). Ambas especies se encuentran en la lista roja de especies amenazadas de Guatemala.

La Policía Nacional Civil desarrollará operativos en zonas costeras, rutas principales y secundarias, con la finalidad de defender la fauna y flora de nuestro país.