Con el objetivo de concienciar a la población guatemalteca en general sobre la estigmatización y discriminación por el contagio del Covid-19, Prevenir la violencia de las personas contagiadas o posibles portadoras y recuperadas de Covid-19, la Unidad para la Prevención Comunitaria de la Violencia, ha lanzado la campaña “TENER COVID-19 NO ES DELITO, NO DISCRIMINES, NO CRITIQUÉS Y NO TE BURLÉS”.

Dicha campaña busca orientar positivamente el comportamiento y las percepciones de la población, a través de flyers digitales, mantas cruza calle y spots de radio, que se publicarán a través de redes sociales oficiales de UPCV, las cuales promocionarán la prevención de la violencia y la no discriminación de personas contagiadas o posibles portadoras y recuperadas de Covid-19, para lograr una convivencia en un ambiente de paz  a nivel Nacional.

El material ha sido impreso y compartido en Kaqchiquel y Castellano, para socializar principalmente en áreas fronterizas como San Marcos, Huehuetenango, Santa Rosa, Chiquimula, Jalapa e Izabal a través de los delegados comunitarios y la Policía Nacional Civil.

Diferentes medios de comunicación han dado a conocer diversas historias de personas con Covid-19 y recuperadas, que han sido discriminadas y estigmatizadas, tal es el caso, en Prados de Villa Hermosa, San Miguel Petapa, donde reside la familia de Raúl, un hombre de 51 años, quien es sobreviviente del coronavirus, sin embargo la alegría que sintieron cuando regresó, se volvió frustración debido a la discriminación y los malos tratos que sufren, los vecinos colocaron un portón en la cuadra donde residen para que ellos y otros vecinos de ese sector no pasen. Elvia, esposa de Raúl, relata que algunos tenderos y comercios del área se niegan a venderles sus productos, situación que consideran una extrema forma de rechazarlos.

Asimismo se tiene contemplado socializar en los idiomas mam, ixil, qéqchí, mopan,garífuna, chortí, poqomam y k´iché, con el fin de llegar a más guatemaltecos.