Una delegación de Honduras y Costa Rica realizó una visita al Complejo de Precursores Químicos ubicado en la Finca Estanzuela y Navajas, en San José del Golfo, del Quinto Viceministerio Antinarcótico en donde se encuentra instalado el Primer Horno Incinerador de Centro América.

En la visita fueron recibidos por personal de la Unidad Especial Antinarcótica (UNESA) del Quinto Viceministerio de Gobernación y la Subdirección General de Análisis de Información Antinarcótica (SGAIA) de la Policía Nacional Civil (PNC) quienes dieron a conocer cómo Guatemala trabaja en la destrucción de Precursores Químicos utilizados para la elaboración de droga sintética que se han incautado al narcotráfico.

El Horno incinerador fue donado e instalado en el año 2017 por la Sección de Asuntos Antinarcóticos y Aplicación de la Ley (INL) de la Embajada de Estados Unidos, por las necesidades del país de no contar con la tecnología para destruir más de 3 mil toneladas métricas (TM) de precursores que se encontraban almacenados, indicó Reginald Tillery representante de INL.

El Horno empezó a funcionar en el 2018 con la incineración de 255 TM, en 2019, se destruyeron 228 TM y para el 2020 un total de 89 TM; de sustancias como Fenilacetato de Etilo, Metilamina, Soda Cáustica y Ácido Sulfúrico entre otros. Los cuales provienen principalmente de países como China e India.

Al momento en las 4 bodegas ubicadas en Puerto Quetzal, Santo Tomas de Castilla, Finca Estanzuela en San José del Golfo y Mazatenango, Suchitepequez, se encuentran almacenados 2 mil 385 TM de los diferentes precursores, por lo cual la meta para el año 2020 es destruir 500 TM.

Según indicó Nidian Espinal de la Dirección de Inteligencia del Área de Precursores Químicos de Honduras, actualmente cuentan con un problema similar y no tienen un sistema para destrucción de precursores para lo cual llegaron al país para conocer y replicar el proyecto, que se pueda adaptar a las necesidades, según las leyes y reglamentos internos de su país, porque se han visto los avances de Guatemala en la destrucción de químicos.

Dentro de los retos para el año 2020 se tiene planificado reforzar las medidas de seguridad del Complejo con la construcción del muro perimetral, garita de acceso, y un edificio administrativo, además de la implementación de tecnología, con cámaras de seguridad, electricidad y techado del área en donde se encuentra ubicado el horno.

Nota: Wendy Alvarez

Fotografía: Jorge Ranchos

Video:Felipe Castillo/ E. Valdéz.