Instituciones se unen para controlar venta y protección de Pinabete

Varias instituciones que velan por la protección de la especie de Pinabete se dieron cita en el Palacio Nacional de la Cultura para anunciar de forma oficial la campaña de Control y Conservación de dicho árbol en la temporada navideña que se avecina.


Las instituciones participantes fueron el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP), el Instituto Nacional de Bosques (INAB), fiscalía especial del Ministerio Público y por parte del Ministerio de Gobernación, la Policía Nacional Civil específicamente la División de Protección a la Naturaleza (DIPRONA).


Fue el Jefe de la División, Edgar de la Cruz Hernández, refirió que durante la campaña se llevará a cabo el “Plan de Protección del Pinabete” el cual contará con más de 500 especialistas destinados a la protección de la naturaleza quienes serán distribuidos en las diferentes carreteras del país, a partir de este día hasta el 23 de diciembre.


“Para ello se coordinarán acciones conjuntas en las diferentes comunidades, priorizando el Occidente, lugar donde predomina la tala ilegal de la especie en mención”, comentó De la Cruz Hernández.

Ventas autorizadas

Según las autoridades existen lugares plenamente autorizados para la compra de árboles y productos derivados del Pinabete los cuales deben contar con su respectivo marchamo blanco. Desde el 19 de noviembre al 16 de diciembre en el Mercado de Artesanías en la zona 13 se tendrá un aproximado de 2,500 ejemplares, esto para que los guatemaltecos no sigan promoviendo la compra ilícita de árboles talados por malos guatemaltecos.

Multas y cárcel

Expertos detallaron que en el país existen convenios, leyes y sanciones, y los delitos que más se ocupan son: atentado contra el Patrimonio Natural y Cultural de la Nación, y, quien cortare o recolectare Flora tiene una sanción de 5 a 10 años de prisión y multas que pueden oscilar entre los 10 mil a 20 mil quetzales o más.

Nota: Carlos Hernández
Fotos: Redes Sociales

Ultimas noticias

Alerta de Corrupción