El Jefe del Departamento de Tránsito de la Policía Nacional Civil, Edwin López, entregó, este viernes, uniformes nuevos y lentes protectores para todos los agentes de las delegaciones de la entidad ubicadas en Chimaltenango y Totonicapán, además de supervisar los puestos de control y seguridad vial instalados en los kilómetros 26, jurisdicción de San Lucas, Sacatepéquez, y en el kilómetro 188.5, San Cristóbal, Totonicapán.

“La entrega de uniformes forma parte de un proceso de dignificación para los agentes del Departamento, toda vez que es necesario que ellos tengan mejores condiciones para desempeñar su labor. Desde que asumí el cargo se iniciaron las gestiones para la compara de los uniformes y ahora es un hecho”, afirmó López.

En la delegación de Chimaltenango hay un total de 28 agentes, mientras que en Totonicapán el estado de fuerza asciende a 31 elementos, ninguno de los cuales tuvo que invertir de sus recursos para contar con la indumentaria de trabajo.

El martes pasado López entregó uniformes a los agentes y mandos destacados en la delegación de Sanarate, así como lentes protectores, especialmente para los agentes destacados en los puestos de control y seguridad vial, operativos que funcionan las 24 horas del día y que fueron instalados en el marco de la estrategia para prevenir la propagación de contagios del virus Covid-19 impulsada por el presidente Alejandro Giammattei.

Durante el recorrido de este sábado López aprovechó para supervisar los puestos de control y seguridad vial instalados en los kilómetros 26 (San Lucas, Sacatepéquez) y 188.5 (San Cristóbal, Totonicapán), de la ruta Interamericana, momentos que aprovechó para girar instrucciones a los agentes y brindarles una refacción.