Trabajo conjunto con sector privado, impulsa desarrollo económico de la nación

El presidente Alejandro Giammattei afirmó que promoverán en el extranjero a Guatemala como un destino ideal para las inversiones, con base en la estrategia Guatemala no se Detiene establecida en plena pandemia con el fin de impulsar los negocios y el crecimiento de la economía.

Valoró la iniciativa Guatemala no se detiene como un programa conjunto con el sector privado de Guatemala que, a la vez de trabajar en el combate al COVID-19 permitió mantener la estabilidad macroeconómica y el dinamismo de la economía nacional.

En este sentido, aseveró que el “gran reto” que se impone para el 2022 es mantener la sostenibilidad del crecimiento, así como atraer inversiones que generen puestos de trabajo para más sectores de la población.

Estimó que de acuerdo con el dinamismo de la economía guatemalteca se espera un incremento de entre cinco y seis por ciento del Producto Interno Bruto para este año, un índice que estará por debajo del 7.5 por ciento del año pasado pero que aun así sigue siendo superior al promedio de los últimos 20 años de 3.5 por ciento.

El mandatario dijo en entrevista con un canal de la televisión privada que el objetivo es trabajar por lograr un índice mayor a 6.0 por ciento, y para alcanzar este incremento se intensificarán las acciones del programa Guatemala no se detiene.

La estrategia se presentará a inversores y grupos empresariales del mundo “de modo que vengan a invertir –y generar empleo- en el país”. El propósito de la iniciativa es que Guatemala se convierta “en un punto estratégico” y de interés para los negocios y el capital en las Américas, dijo.

Destacó que Guatemala puede figurar como un destino ideal para las inversiones debido a su ubicación geográfica estratégica en el centro del hemisferio y con acceso a los dos océanos.

Además, tiene el atractivo comercial y económico derivado de su cercanía con uno de los mayores mercados del mundo, como es el de Estados Unidos –principal socio de Guatemala- que tiene vigente un tratado comercial con Canadá y México.

Uno de los objetivos del programa Guatemala no se detiene, que se estableció en una alianza con el sector privado, es captar más inversión y, en consecuencia, que propicie la creación de empleos, reiteró.

 Beneficios para la población del crecimiento económico

El presidente Giammattei consideró que se requiere un crecimiento económico robusto y sostenido para que la población perciba de manera directa sus beneficios. Para que la derrama económica llegue a la población” debe mantenerse dinámica y con incremento durante varios años, dijo.

Sin embargo, sostuvo que el control de la inflación, que el año pasado cerró en tres por ciento –logro que conserva el poder adquisitivo de la población- la recuperación y generación de empleos y la certeza jurídica que fomenta las inversiones, son resultado de una adecuada política económica.

También mencionó factores como el incremento de los ingresos fiscales, que el año pasado ascendió al monto histórico de más de 77.6 mil millones de quetzales, que generan obras de infraestructura y mejores servicios para los ciudadanos.

Resaltó que este año se proyectan cifras positivas de recaudación de hasta 82 mil millones de quetzales. Este incremento también puede ser percibido por la población como un beneficio en virtud de que “no hay necesidad” de recurrir a préstamos para financiar el presupuesto de la nación que se cubre “con nuestros propios ingresos”.

“En la medida en que logremos que haya más recursos fiscales, el ciudadano lo va a notar, pues vamos a tener dinero para pago de la deuda pública y además podrá ver ese dinero en más cantidad de obras, inversiones y servicios”, recalcó el presidente Giammattei.

Ultimas noticias

Alerta de Corrupción